sábado, octubre 14

El estudio de diseño web Rakidwam de Argentina estrena portafolio

El sitio web de Rakidwam, un estudio amigo dedicado al diseño web en Buenos Aires, ha inaugurado una nueva versión de su portafolio.

De acuerdo a estos nuevos tiempos del estudio, hay una preferencia por lo liviano en su funcionamiento, dejando lentamente atrás cierta tendencia al exceso en el uso del Flash ;-)

Es interesante apreciar los nuevos trabajos (el desarrollo) en los que se encuentra un crecimiento estético y un concepto técnico más cerca de la accesibilidad y del posicionamiento en buscadores que en épocas anteriores.

Otra novedad: han sindicalizado los contenidos del sitio, lo que es especialmente interesante para mantenerse al tanto de la aparición de nuevos artículos.

La dirección del feed general es http://www.rakidwam.com.ar/rss/rakrss2.xml

lunes, octubre 9

Aparición con vida!

Desde este humilde rincón nos sumamos al reclamo de aparición con vida de Jorge Julio López:
El día lunes 18 de septiembre Jorge Julio López salió de su casa y desde entonces no se supo más nada de él.
El compañero es uno de los principales testigos del histórico juicio en el que fue condenado el genocida Etchecolatz.

Jorge López tiene 77 años, es robusto, 1,70 m de altura, ojos verdes, tez blanca y cabello corto rubio/canoso.
El lunes 18 llevaba puesto un jogging azul y sweater viejo gris oscuro.



Si tenés alguna información que considerás útil llamá a alguno de estos teléfonos:
Autoridad judicial (0221) 427-4983 / (0221) 410-2504
Línea gratuita 0800-333-5502
Pcia. Buenos Aires: 911

Recomendamos la lectura de esta nota.

sábado, agosto 19

Soft para discapacitados visuales

Leemos en el blog de los amigos de Rakidwam sobre la posibilidad de descargar una versión de prueba de un soft para lectura de pantalla que luego "relata" al usuario aquello que figura en pantalla.

En su post recomiendan enfáticamente a todos aquellos relacionados con la generación de contenidos para Internet que realicen la experiencia de usarlo "con los ojos cerrados" (sic).

El soft en cuestión es el Jaws (tiburones) de Freedom Scientific, que en su sitio también ofrece varios equipos para utilizar el programa (que además de hablar en voz alta genera una versión Braille del texto en pantalla) y otros que ayudan a personas con distinto grado de discapacidad visual. Tal es el caso de un programa magnificador que amplía sustancialmente el tamaño de la pantalla permitiendo apreciar tipografías que de otro modo resultarían ilegibles.

Estamos seguros de que cuanto más familiarizados estén los diseñadores con los recursos disponibles en el mercado para discapacitados (sean del tipo que fueren) serán capaces de generar contenidos más accesibles y la web se parecerá más a aquella universal, solidaria y participativa que todos soñamos.

sábado, julio 15

La Accesibilidad en la web (parte I)

¿Qué es Accesibilidad?

A menudo (aunque no tanto como querríamos) descubrimos que la infraestructura de las grandes ciudades cambia en el sentido de favorecer el acceso y la movilidad de personas con algún grado de discapacidad física. Rampas allí donde solo había escaleras, puertas más amplias y sanitarios especialmente adaptados son solo algunos ejemplos de esta nueva forma de integrar a nuestros semejantes.

Este sano fenómeno se expresa también en la Web donde los diseñadores comienzan a tomar en cuenta en sus proyectos los aspectos que harán sus contenidos accesibles a personas con minusvalías.

Surge así el concepto de Accesibilidad, definida en términos generales como la facilidad con que las personas con minusvalías pueden interactuar con los sitios Web.
Un sitio accesible es aquel en que los elementos de diseño como el color, el tamaño de las fuentes y la disposición de los elementos no dificultan la comprensión del contenido del sitio.

Definición de minusvalías

Las minusvalías pueden dividirse en las siguientes categorías:


  • Deficiencias visuales

  • Deficiencias auditivas

  • Deficiencias motoras

  • Deficiencias cognitivas


Cada una de estas categorías incluye un conjunto propio de estados.
Por ejemplo, dentro de las deficiencias visuales se engloba problemas de visión baja, daltonismo y ceguera. Las herramientas y técnicas desarrolladas para abordar aspectos relacionados con invidentes son muy diferentes a las destinadas a resolver problemas de daltonismo.
Quizás la categoría más diversa es la de las deficiencias cognitivas. En este grupo de incluyen las personas con desordenes epilépticos, así como personas con minusvalías asociadas con problemas de aprendizaje y desarrollo.
Este tipo de usuarios suelen confiar en equipos y aplicaciones especiales para acceder al contenido Web.
Estas herramientas, conocidas como tecnologías auxiliares, incluyen desde lectores de pantalla hasta pantallas táctiles y punteros de cabeza. Un aspecto crucial de su funcionamiento es el de operar sobre contenidos aptos para ser leídos y procesados de manera no convencional.
Es responsabilidad de los diseñadores que esto resulte posible.

Otras limitaciones

A estas categorías deben agregarse las minusvalías temporales. Imaginemos una persona con una fractura de muñeca que le impide manejar correctamente el mouse y está obligado a utilizar la Web para su trabajo diario.
Asimismo resulta importante tener presente que a medida que envejecemos crecen las posibilidades de vernos afectados por algún tipo de minusvalía. De hecho, casi el 75% de la población de más de 80 años sufre algún tipo de deterioro en sus capacidades.
Por lo tanto, la accesibilidad no es una cuestión de abrir las puertas a esta gente sino de mantenerlas abiertas La accesibilidad brinda un nivel de independencia que la edad podría convertir el algo difícil.

Adicionalmente, los sitios accesibles posibilitarán a los usuarios de capacidades plenas el completo acceso a los contenidos independientemente de la aplicación de usuario que utilice (navegador estándar, navegador de voz, navegador de texto, teléfono móvil, etc.) y de las limitaciones del entorno en el que opere (entornos ruidosos o silenciosos, habitaciones infra o supra iluminadas, entorno de manos libres, etc.).

lunes, junio 26

Diseño web: El cliente siempre tiene la razón, pero ... ¿Cuál de ellos?

Es un hecho que, salvo raras excepciones, los diseñadores web no trabajamos para nosotros mismos sino para terceros.
Se espera que diseñemos y desarrollemos un producto que satisfaga una serie de requisitos empresariales que deberían estar taxativamente especificados en un documento de trabajo discutido y aprobado por ambas partes y a menudo reflejado en algún tipo de contrato formal.
Podríamos suponer que elaborar esa lista de objetivos es un trabajo moderadamente fácil. Bastará con preguntarle al Cliente lo que desea y verificar que todo lo que pide puede ser llevado a cabo con el presupuesto asignado. Desgraciadamente, no es tan sencillo.

Una parte importante de nuestra participación es la de, dentro de ciertos límites, garantizar el éxito del proyecto y esto no siempre es posible acatando únicamente los requerimientos del Cliente.
Resulta indispensable tomar en cuenta al inevitable segundo cliente: el público.

Aunque un cliente puede solicitar un cambio de diseño en su sitio para conseguir mayor espacio para publicidad (y así aumentar los ingresos de la empresa), este requisito puede afectar negativamente a los usuarios que traten de localizar determinado artículo o información oculta entre una maraña de anuncios.
Aunque el cambio de diseño puede conseguir los objetivos empresariales, los usuarios del sitio lo considerarán un fracaso. Obviamente, si los usuarios dejan de visitar el sitio, más tarde o más temprano la pauta publicitaria también caerá y el fracaso será completo.

Debe ser nuestra responsabilidad como diseñadores poner estos puntos en claro antes de formular la lista de objetivos.

Para manejarse mejor con estas dos fuerzas en pugna deberíamos analizar y conocer un poco mejor a cada una:

Los objetivos del cliente
Es muy habitual que los clientes no pertenezcan a nuestro propio sector. Más allá de que provengan del sector de servicios, industrial o que se trate de un profesional independiente que desea establecer su presencia en línea, no suelen tener experiencia con el diseño web.
Después de todo, por eso recurren a nuestros servicios.
Y ese desconocimiento es mutuo, sabemos tan poco de las industrias de nuestros clientes como ellos de nuestro trabajo.
Por ello es importante que ambas partes se conozcan. Al recopilar los objetivos del proyecto conviene saber lo máximo posible sobre el cliente y sobre el contexto en que se desenvuelve su actividad.
Ninguna pregunta es demasiado básica. Necesitamos información sobre las ventas, sus estrategias de mercado y sus competidores.

Las necesidades del público
Tal vez la principal razón por la que no se tienen en cuenta las necesidades de los usuarios radica en lo complicado que parece resultar averiguarlas.
Una estrategia útil es la de crear “perfiles de usuario” ficticios.
Los perfiles de usuario son modelos que nos ayudan a comprender las necesidades, el comportamiento y los objetivos de los usuarios. El objetivo es humanizar el proceso de diseño y así mejorar la calidad del sitio y la satisfacción de los usuarios.
En este contexto resulta especialmente importante tomar en cuenta aquellos grupos de usuarios que poseen algún grado de discapacidad transitoria o crónica y tomarlos en cuenta a la hora de plantear el diseño del sitio garantizando su accesibilidad desde una amplia gama de dispositivos no convencionales (ver diseño web y accesibilidad).

Existen diversas formas o fuentes de datos para la construcción de perfiles.

La primera opción (y la más sencilla) es recurrir al análisis de los registros de servidor del sitio.
Esta fuente genera importantes datos demográficos y técnicos que le permitirán saber qué tipo de navegadores utiliza el público y desde qué sistema operativo. Como cada navegador sufre sus propios problemas de CSS y representación, esa información resultará clave.
También podría obtenerse valiosa información geográfica al saber de qué parte del mundo provienen los visitantes, permitiendo pensar el sitio en términos de idiomas y culturas.

Una segunda opción consiste en apelar al cliente que nos contrata para que nos describa en sus términos el tipo de público a quien apuntan sus productos o servicios.

Por último, la opción más compleja pero más directa es tomar contacto con usuarios potenciales reales. Mantener conversaciones con personas reales permitirá “condensarlas” en perfiles ficticios que los representen en hábitos, historias y necesidades.

Versión completa del artículo

jueves, junio 22

Argentina: ¿Marca hay una sola?



Como algunos (no muchos) sabrán, hacia fin del año pasado culminó el concurso "Identidad visual para la Marca Argentina" con la selección por unanimidad del trabajo presentado por Brea/Mikalef/Luna.

El concurso contó con el auspicio de la Presidencia de la Nación, lo que expresa innegablemente el carácter oficial de la iniciativa.
Adherimos fervorosamente a la idea del desarrollo de una Marca Argentina que nos identifique y represente en toda circunstancia, dándole coherencia y seriedad a nuestra imagen exterior.
Tal como se expresa en el objetivo declarado del concurso:
OBJETIVO: Dotar a la Argentina de un sistema de identidad visual que sintetice gráficamente los atributos diferenciales que emergen de la Estrategia de Marca País (EMP) elaborada conjuntamente por organismos del Estado Nacional y numerosas entidades privadas. La ejecución de la EMP significará un reposicionamiento de la imagen de Argentina en el mundo, resaltando sus ventajas competitivas y procurando pertenencia y reconocimiento para sus habitantes.

Ahora bien, parece que la noticia no llegó con demasiada claridad a la Secretaría de Agricultura, que por estas fechas está promoviendo la utilización (campaña televisiva mediante) del logo de "Alimentos Argentinos, una Elección Natural", con el propósito declarado de acompañar a la marca comercial y facilitar la identificación de su origen en el exterior.
La iniciativa oficial, según explicó Pablo Morón, coordinador del área Normativas de la Subsecretaría de Política Agropecuaria, "busca que la marca del sello identifique al producto con la calidad, ya que además, puede potenciarse con la muy buena percepción que tienen los mercados extranjeros de los productos que se elaboran en la Argentina.", destacó.

Desde%2

sábado, junio 17

Comenzó la inscripción a los premios mate.ar 2006

El mundillo vernáculo del diseño web se conmociona con la apertura para la inscripción de trabajos para el ya célebre Premio Mate.ar 2006.
La postulación de sitios está abierta hasta el 31 de Agosto para todas las categorías, que están pensadas con un criterio suficientemente amplio como para incluir absolutamente cualquier cosa.
A propósito de premios, éste parece ser el único que goza de respeto entre los que nos dedicamos al diseño para la web. Más allá de algunos reparos a los premiados de otros años, el premio parece mantener su prestigio.
Parte de esa vigencia debe originarse en la inexistencia de competidores, ya que los otros "premios" que pululan en la red no son otra cosa que SEO disfrazado. Dicho en criollo: una manera de obtener enlaces gratis que suban el PageRank del sitio otorgante del premio a cambio del derecho (obligación?) de mostrar en el sitio premiado unas imágenes espantosas de copas doradas y medallas con enormes números "1", que en rigor a nadie le importan.
Tal vez algún día lleguemos como comunidad a privilegiar diseños y contenidos originales y útiles para los visitantes frente a los espejitos de colores y verdaderamente nos pongamos a trabajar al servicio del cliente pensando menos en las páginas de resultados de los buscadores.